Adiós.


La cita del día:
"Recordar es fácil para quién tiene memoria, olvidar es difícil para quien tiene corazón."

« Gabriel García Márquez. »

Twitter Facebook
Compartir este topico en DiggCompartir este topico en FacebookCompartir este topico en GoogleCompartir este topico en LiveCompartir este topico en MagnoliaCompartir este topico en MySpaceCompartir este topico en RedditCompartir este topico en TechnoratiCompartir este topico en TwitterCompartir este topico en TipdCompartir este topico en Yahoo

Autor Tema: Teatro Isabelino - William Shakespeare  (Leído 1980 veces)

Desconectado Axel Lewis

  • "Más allá del alcance de la humana experiencia, una gota de infierno, un toque de demencia..."
  • Moderador Locus
  • *****
  • Mensajes: 2,376
  • País: co
  • Karma: +117/-1
  • Sexo: Masculino
  • ¿Por qué tan aburridos? ¡Lean un libro!
    • Viajero del Reino Digital
Teatro Isabelino - William Shakespeare
« en: Junio 14, 2009, 12:02:36 »
Muchos lectores hemos tenido la oportunidad de disfrutar con la lectura de una buena obra de Shakespeare. ¿Desean comentar sobre aquellas que hayan leído de él? ¿Han tenido la oportunidad de asistir a una representación del teatro shakespereano? ¿Cuál de sus dramas es su favorito o favoritos? ¿Qué libros sobre crítica shakespereana han leído?


Antecedentes de este teatro:
El teatro renacentista inglés se desarrolló durante el reinado de Isabel I a finales del siglo XVI. 

En aquel tiempo, se escribían tragedias academicistas de carácter neoclásico que se representaban en las universidades; sin embargo la mayoría de los poetas isabelinos tendían a ignorar el neoclasicismo o, en el mejor de los casos, lo usaban de forma selectiva. 

A diferencia del teatro continental —creado con el objetivo de ser presentado ante un público de elite— el teatro inglés se basó en formas populares, un teatro medieval vital, y en las exigencias del público en general. 

Bajo la influencia del clima de cambio político y económico en la Inglaterra del momento, así como de una evolución de la lengua, dramaturgos como Thomas Kyd y Christopher Marlowe dieron lugar al nacimiento de un teatro dinámico, épico y sin cortapisas que culminó en el variado y complejo trabajo del más grande genio del teatro inglés, William Shakespeare.   

Las obras seguían una estructura clásica en cuanto se refiere a actos y escenas, 

1-se empleaba el verso (aunque a menudo se intercalara la prosa), 

2-se recogían recursos escénicos de Séneca, Plauto y la commedia dell'arte; 

3-se mezclaban tragedia, comedia y pastoral; 

4-se combinaban diversas tramas; 

5-las obras extendían su acción a través de grandes márgenes de tiempo y espacio; 

6-convivían personajes de la realeza con los de las clases bajas; 

7-se incorporaba música, danza y espectáculo; 

8-se mostraba violencia, batallas y especialmente sangre. 

9-Los temas de la tragedia solían ser históricos más que míticos, 

10-la historia era utilizada para comentar cuestiones del momento contemporáneo. 

11-Las comedias eran frecuentemente pastorales, e incluían elementos como ninfas y magia.

Dramaturgos ingleses posteriores a esta época, en especial Ben Jonson, observaron de forma más estricta los preceptos neoclásicos.   

Las obras se representaban durante los meses más cálidos en teatros circulares y al aire libre. 

El escenario era una plataforma que invadía parcialmente el equivalente al actual patio de butacas, por entonces un área para estar de pie destinada a las clases bajas. 

En los meses más fríos, las obras se montaban en teatros privados para un público de elite.

El estilo de interpretación en los principios del teatro isabelino era exagerado y heroico como las obras mismas pero, ya en tiempos de Shakespeare, actores como Richard Burbage habían empezado a modificar su trabajo hacia un estilo más natural y menos contenido, tal y como se refleja en el famoso discurso a los intérpretes en la obra de Shakespeare Hamlet.   

El decorado era mínimo, y constaba de algunos accesorios o paneles. 

Las localizaciones eran sugeridas, y por tanto quizá cobraban más vida en la propia mente de los espectadores por la poesía de la obras.   

Tras la muerte de la reina Isabel, 

el teatro, como reflejo del clima político y social cambiante, se volvió más oscuro y siniestro, mientras que la comedia, especialmente las de Jonson, se tornó más cínica. 

Asimismo, también se desarrolló un elaborado teatro de corte, la mascarada. 

Parecida a los intermezzi italianos y los ballets franceses, las mascaradas presentaban historias alegóricas —con frecuencia eran tributos a la realeza— con música y danza. 

Jonson fue el principal escritor de este tipo de espectáculos, y el arquitecto Inigo Jones diseñaba el escenario y la maquinaria con un estilo fantástico e italianizante.   

En 1642 estalló la guerra civil y el Parlamento, bajo el control de los puritanos, cerró los teatros hasta 1660. 

Durante ese periodo, la mayoría de los edificios teatrales fueron destruidos, y con ellos gran parte de los testimonios del teatro inglés del renacimiento.   

Cuando se volvieron a producir obras de teatro tras la restauración, se atendió a un pequeño grupo de elite. 

Fueron construidos pocos teatros nuevos basados en modelos italianos o franceses. 

La plataforma isabelina fue conservada pero se combinó con los decorados y los cambios de perspectiva italianos. 

Se permitió la entrada sobre el escenario a las mujeres por primera vez desde la edad media. 

Las obras observaban de forma relajada las normas neoclásicas. 

Aunque las obras de este periodo puedan parecer para el público actual académicas y rígidas, las comedias de costumbres ingeniosas, sofisticadas y con clara carga sexual, en particular las de William Congreve, todavía gustan a muchos espectadores.
Leo muchos libros porque la televisión y la red son demasiado aburridas. De esa manera, sí que puedes saborear todas las emociones. Uno conoce realmente de la vida leyendo buenas descripciones, pues vemos cosas, que estando frente a ellas, nos pasarían desapercibidas.

Desconectado Lissewen

  • Miembro activo
  • ***
  • Mensajes: 174
  • Karma: +0/-1
    • http://laplumadanzante.blogspot.com/
Re: Teatro Isabelino - William Shakespeare
« Respuesta #1 en: Junio 14, 2009, 12:35:52 »
Shakespeare, es uno de mis escritores favoritos, he leido algunas obras suyas y me encantaron totalmente. No he tenido oportunidad de ver en teatro ninguna puesta en escena de alguna de sus obras (sólo en mi taller de teatro y creo que en mi escuela), desafortunadamente, pocos aquí apuestan por el teatro, y mucho menos por el clásico, además del algunas veces excesivo precio de las entradas.

Lovely~ <3

Visita!
La Pluma Danzante

Desconectado xalem

  • Miembro héroe
  • *****
  • Mensajes: 521
  • Karma: +4/-0
Re: Teatro Isabelino - William Shakespeare
« Respuesta #2 en: Junio 14, 2009, 02:11:41 »
Muchas gracias, Axel, por tu extensa y detallada información sobre este estilo de teatro. :bravo:
La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar.

*

Desconectado Lissewen

  • Miembro activo
  • ***
  • Mensajes: 174
  • Karma: +0/-1
    • http://laplumadanzante.blogspot.com/
Re: Teatro Isabelino - William Shakespeare
« Respuesta #3 en: Junio 14, 2009, 07:48:02 »
El monólogo más famoso de la historia del teatro:

[center:1velar1m]Fragmento de Hamlet.
De William Shakespeare.
Acto III, escena I.

HAMLET
Ser o no ser... He ahí el dilema.
¿Qué es mejor para el alma,
sufrir insultos de Fortuna, golpes, dardos,
o levantarse en armas contra el océano del mal,
y oponerse a él y que así cesen? Morir, dormir...
Nada más; y decir así que con un sueño
damos fin a las llagas del corazón
y a todos los males, herencia de la carne,
y decir: ven, consumación, yo te deseo. Morir, dormir,
dormir... ¡Soñar acaso! ¡Qué difícil! Pues en el sueño
de la muerte ¿qué sueños sobrevendrán
cuando despojados de ataduras mortales
encontremos la paz? He ahí la razón
por la que tan longeva llega a ser la desgracia.
¿Pues quién podrá soportar los azotes y las burlas [del mundo,
la injusticia del tirano, la afrenta del soberbio,
la angustia del amor despreciado, la espera del juicio,
la arrogancia del poderoso, y la humillación
que la virtud recibe de quien es indigno,
cuando uno mismo tiene a su alcance el descanso
en el filo desnudo del puñal? ¿Quién puede soportar
tanto? ¿Gemir tanto? ¿Llevar de la vida una carga
tan pesada? Nadie, si no fuera por ese algo tras la [muerte
—ese país por descubrir, de cuyos confines
ningún viajero retorna— que confunde la voluntad
haciéndonos pacientes ante el infortunio
antes que volar hacia un mal desconocido.
La conciencia, así, hace a todos cobardes
y, así, el natural color de la resolución
se desvanece en tenues sombras del pensamiento;
y así empresas de importancia, y de gran valía,
llegan a torcer su rumbo al considerarse
para nunca volver a merecer el nombre
de la acción. Pero, silencio... la hermosa Ofelia ¡Ninfa,
en tus plegarias, jamás olvides mis pecados!
[/center:1velar1m]

Lovely~ <3

Visita!
La Pluma Danzante

 

Powered by EzPortal